elpinguinorecepcionista

Blog de Ricardo Pérez Roda.

sábado, 20 de mayo de 2017

Diario de un Acoso Psicologico.





Diario de un acoso psicológico:
  La semana pasada, en un centro deportivo de uno de los pueblos más grandes de la Provincia de Castellón, concretamente en las instalaciones de la Piscina Cubierta. Fui objeto de un episodio de Maltrato y acoso psicológico, el tema viene de largo. No es de ahora, hace casi dos años presente un escrito al concejal de Deportes del Ayuntamiento, para que me recibiera, por otro acto de Maltrato y acoso psicológico, el concejal me derivo a la Policía Local. Aquel acto en concreto, se me acuso de estar fumado y de estar loco, además de quererme dar una paliza de las que hacen historia.Tambien se refirio a que acabaria muy mal. Entonces no lo entendi, ahora lo entiendo mucho mejor. El maltratador intenta por todos los medios que la victima cometa y sufra errores graves muy graves, sin tener que esponer nada a cambio. El acosador maltratdor, no se mancha, ni ensangrenta la manos llegado el caso, por menudencias, ni bagatelas, Todos son errories de las victimas, que ven conspiraciones que no tienen ningun sentido. Aunque con el perfil del Maltratador Psicologico todo puede ser posible. El miedo siempre te acompaña como una sombra que pesa sobre ti. Todo ello con palabras gritos y amenazas hacia mi persona. Mi escrito ponderado al concejal de deportes, exponiéndole todo tipo de detalles, en lo que es un claro delito de Maltrato Psicológico, por lo visto no ha servido para nada.
  Pues la semana pasada un individuo por llamarle de alguna forma,  un verdadero acosador, desagradable y maleducado, también me maltrato psicológicamente, queriéndome también dar una paliza. Pero no contento con todo ello, me acuso de ir enseñando amenazando con una pistola pequeña, a los niños de la citada instalación cubierta, diciendo que este extremo lo sabía todo el mundo. Al escuchar estas palabras fui inmediatamente a la recepción de la citada instalación deportiva, para poner en conocimiento del recepcionista y denunciar las citadas palabras, del individuo en cuestión. Hablo con él, pero las medidas que han tomado en el citado recinto deportivo sus más altos responsables las ignoro. Porque hace menos de dos días el mismo sujeto, volvió a cometer un acto de maltrato psicológico.
  Que a que me refiero al ser maltratado psicológicamente, pues a que merezco un respeto. Los hechos del maltrato psicológico, es que en cuanto se advierte mi presencia en las instalaciones del centro, los maltratadores se ponen a silbar. Preferentemente en mi presencia. Este tipo de acciones no se observan nada más que cuando yo estoy presente, no observando tal conducta, en otras circunstancias. Es entonces cuando me revelo y muy educadamente les digo a los maltratadores que merezco un respeto que delante de mí no silben, pues es una conducta acosadora. Entonces es cuando se producen los altercados más infames. Aludiendo los maltratadores, que vivimos en una democracia, que pueden hacer lo que quieran, que no están cometiendo ningún delito. Cuando les digo que no tengo porque soportar los caprichos de nadie, se enfurecen de forma repugnante. Todo se altera, es cuando vienen las palabras más altas, incluso llegando a los insultos más desagradables. Se puede argüir que el mero hecho de silbar no es una conducta en si misma desagradable. Pero cuando tal conducta se sucede en el tiempo con regularidad, sistematicamente y con mala intencion, no se puede admitir, que tal conducta es inocua e inofensiva.
  Ahora entiendo muchas cosas, la victima del Maltrato Psicológico, es una víctima que de algún modo sufre una violación. Porque si denuncia su maltrato, nadie lo va a creer, nadie le va a echar una mano, incluso lo van a tratar de loco desalmado. El maltratador psicológico es una especie de psicópata de guante blanco. Esto está ocurriendo en uno de los pueblos más grandes de la Provincia de Castellón o el más grande de todos. Con un Gobierno de los que se dicen progresistas auténticos, incluso con mayoría absoluta del partido progresista mayoritario, ha repartido concejalías entre otras formaciones progresistas del arco de la izquierda. El maltrato el acoso psicológico no interesa perseguirlo, a las pruebas me remito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario