elpinguinorecepcionista

Blog de Ricardo Pérez Roda.

sábado, 18 de febrero de 2017



La sentencia de la Infanta.
No estoy en contra de que se juzgue a quien cometa hechos delictivos, se aproveche de alguna manera de la buena voluntad de las personas. Con el oculto propósito de enriquecerse o prosperar en la elite social. Lo repruebo, como repruebo a toda persona que intenta hacer lo mismo con oscuros propósitos. Me parece bien que se juzgue a la infanta y a su marido, pero lo que me parece repugnante del todo es la exposición mediática a la que han sido sometidos. No las 24 horas del día, sino las 25, algo desproporcionado. Como se puede pretender decir que la sentencia ha sido ejemplar, cuando lo que se ha demostrado, es que ha sido desproporcionada en el ESCARNIO MEDIATICO sufrido por los acusados. Una sentencia así no puede ser justa ni ejemplar. Sera una sentencia, pero jamás justa mucho menos ejemplar. La izquierda en España está muy acostumbrada a mandar, no guarda las formas, manda lo que se le antoja, a pleno capricho y albedrio. Exponer mediáticamente al Escarnio las 25 horas del día a los acusados, es una injusticia, es del todo desproporcionado. Pero pretender que esa justicia es ejemplar, me parece una tomadura de pelo, porque a renglón seguido,  a las gentes de la izquierda les parece leve muy leve la sentencia. No les preocupa lo más mínimo que ese Escarnio Mediático se parezca muy mucho a las antiguas hogueras de la Edad Media. Por eso esta sentencia, no me ha gustado, no por su contenido, sino por la forma en que se ha ejecutado. Ha sido tal la malévola intencionalidad, la manipulación y perversidad, con que se ha tratado todo este asunto, que te deja una sensación de perplejidad, que no llegas a comprender. Es impartir justicia un Escarnio tan visceral y desproporcionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario