elpinguinorecepcionista

Blog de Ricardo Pérez Roda.

sábado, 18 de febrero de 2017

                                      Maltrato Psicológico
No es inusual que las víctimas del maltrato psicológico, se crean que son malvadas o malas por sí mismas. La explicación de porque ocurre esto habitualmente la proporciona la psicología. Teoría del aprendizaje social de la personalidad. El lugar de control es una variable de la personalidad que da predominancia a las percepciones que tiene la persona respecto al origen o causa de lo que acontece en su vida diaria. Se refiere a sus creencias respecto al origen interno o externo de las cosas buenas o malas que nos ocurren.
Las víctimas del maltrato psicológico suelen aprender algunas lecciones que tienen que ver con el lugar de control. La necesidad de dar sentido a una experiencia traumática, conduce frecuentemente a una inversión del lugar de control interno de percepción de la persona o a su reforzamiento perverso.
La persona tiende a atribuirse la responsabilidad emocional de lo que ocurre y de lo que le ocurre, entonces la manipulación es fácilmente imputada a su propia inadecuación, sus fallos, su mala actitud, su irresponsabilidad, sus rasgos o características. El dialogo interno de este proceso es inducido a los cauces siguientes: Esto me ocurre porque soy inadecuado, torpe, inseguro, indigno o mala persona. Que explican porque estoy siendo maltratado o incomprendido. La acusación o imputación recurrente o la sistemática de que todo es culpa tuya, tienen la fuerza de invertir tu forma de pensar, terminando por hacerte dudar de ti mismo, para terminar creyendo que eres la causa de todo el problema.  Las mil caras del maltrato psicológico le permiten enmascararse y presentarse como  hacedor de bien, bondadoso, pacifico, tolerante, intachable. Todo esto acaba en un cuadro de Maltrato Psicológico, convenciendo a las víctimas de ser merecedoras de su castigo y del acoso, que sufren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario